INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

PREVISIÓN SEMANAL

Hasta 3 temporales de viento, lluvias y nevadas a partir de mañana lunes

Dos millones de personas se enfrentan a violentos incendios y cortes de luz en California

Este estado lucha en las últimas horas contra espectaculares llamas de fuego que han obligado a cortar el suministro eléctrico en las casas de dos millones de personas
Espectacular imagen de los fuegos que afectan California esta semana | Agencias

 

El fantasma de los devastadores fuegos del otoño pasado en California vuelve a cernirse sobre la región. El suroeste norteamericano se enfrenta a una nueva oleada de violentos incendios, que por ahora está quemando varios centenares de hectáreas en Calimesa, Ventura y Sylmar, y ha obligado a cortar el suministro eléctrico en las casas de 2 millones de personas en el norte de California y en San Francisco.

El mayor de los tres incendios se encuentra en la ciudad de Calimesa, donde el fuego ha afectado a un parque de casas móviles y ha destruido ya 74 viviendas, según el Departamento de Bomberos del condado de Riverside.

En el condado de Ventura han sido calcinadas ya 36 hectáreas y continúa sin control en la ciudad de Newbury Park, según informan medios locales. Otro incendio de gran magnitud se desencadenó ayer por la noche en Sylmar, al norte de Los Ángeles y se propagó rápidamente por el viento, cruzando incluso algunas autopistas.

 

 

Dos millones de habitantes sin luz por prevención

Las previsiones meteorológicas ya alertaban de la posibilidad de incendios virulentos en la zona. Cientos de miles de usuarios sufrieron ayer cortes de suministro eléctrico de forma preventiva en el norte de California y San Francisco, según la prensa local.

Esta medida, de una dimensión sin precedentes en California, afecta a cerca de dos millones de personas, según informa la compañía Pacific Gas & Electric (PG&E), cuyas líneas de alta tensión provocaron el año pasado el incendio más letal de la historia del Estado, y ha desatado intensas críticas.

Ante tal situación, los habitantes de la zona sin corriente eléctrica se han apresurado a acudir a los comercios para comprar pilas, hielo y alimentos, mientras que los comercios acusan a la compañía de ocasionarles graves pérdidas por los cortes de luz, propias del «tercer mundo». «Ningún estado del siglo XXI debería sufrir cortes de tal envergadura», ha lamentado el gobernador de California, Gavin Newsom, acusando a la empresa de «negligencia» y «mala gestión» de su red.

Ayer jueves por la mañana el servicio había sido restablecido para 137.000 de los 800.000 clientes, pero otros podrían estar obligados a esperar aún varios días hasta que se finalicen los trabajos de vigilancia por la alerta.