INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Una edad de hielo global cambió totalmente la superficie terrestre

La Tierra y sus océanos quedaron totalmente congelados hace más de 600 millones de años
El problema del deshielo es una amenaza global, afectará todas las costas | EFE

 

Una novedosa investigación afirma que una edad de hielo cambió la superficie terrestre, debido a la formación de las rocas sedimentarias, en el transcurso de millones de años después de la conocida como ‘Tierra Bola de Nieve’. Este tipo de rocas, que se formaron en océanos privados de la arena y barro erosionados desde tierra firme, eran las encargadas de modular la superficie terrestre.

El autor de la investigación, Adam Nordsvan, doctorado en la Universidad de Curtin, Terra Nova, afirmó que esta investigación pone en duda la formación de las rocas y apunta a que se formaron en un período mucho más corto del sabido hasta ahora.

 

Sin el hielo marino, los pingüinos emperadores perderán su hábitat natural | PixaBay

Incongruencias sobre la edad de hielo

Nadie pudo explicar el porqué de la formación tan rápidamente, pero lo más curioso es que después de la edad de hielo, la superficie de la Tierra quedó totalmente modificada. El período glacial se estudia que eliminó todos los desiertos, ríos, zonas inundables como lagos y demás e incluso desaparecieron las playas. Unos cambios que tardaron miles de años en recuperarse.

Los científicos de Terra Nova explican que cuando finalizó esta era glacial, el derretimiento de las capas de hielo, que ocupaban gran parte del planeta, provocó una inundación global que condujo a una devastación de las costas de material sedimentario y, por otro lado, el deshielo provocó que las aguas de los océanos se renovasen y quedasen más limpias para favorecer la vida.

Los expertos aseguran que ha sido una coincidencia que la edad de hielo haya sucedido a la vez que el desarrollo de una vida más compleja, pero no se sabe cómo los océanos sin sedimentos podrían haber ayudado a los organismos antiguos a convivir con la nueva superficie terrestre.