Los embalses pierden 382 hm3 de agua esta semana y bajan al 40,4% de su capacidad

El descenso del nivel de los pantanos españoles no tiene freno con el otoño tan seco que ha empezado, a estas fechas de octubre tenemos un 24,5% menos que en la media de la última década
Fotografía del Guadalquivir cerca de Córdoba | @menlup

 

La reserva hidráulica ha descendido esta semana hasta el 40,4% de su capacidad total, tras perder esta semana un total de 382 hectómetros cúbicos, lo que representa el 0,7% de su capacidad total, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, que señala que en la actualidad los embalses guardan 22.656 hm3. El otoño está siendo un drama, sin temporales de lluvia que afecten tanto el norte como el sur, si lo comparamos con el del año pasado.

En lo que llevamos de octubre, las lluvias han estado escasas en la cara atlántica y casi nulas en la vertiente mediterránea, lo que comporta que los pantanos españoles sigan secándose hasta situarse un 22,7% por debajo del volumen de agua embalsada el año pasado. Fue una temporada excepcional en cuanto a abundantes precipitaciones, por lo que este dato no es muy representativo.

Si conviene fijarse en los datos respecto la media de los últimos 10 años para entender la sequía que sufrimos. Estamos muy lejos del nivel medio del agua acumulada en la última década, un 22,7% por debajo. A este ritmo si no llueve generosamente antes del invierno, terminaremos el año en una situación crítica.

 

El agua embalsada por cuencas hidrográficas

Según datos de AEMET, en los últimos siete días la máxima precipitación registrada tuvo lugar en el litoral de las provincias de Pontevedra y La Coruña, con un pico de 41 l/m2 en Pontevedra. Solo permitieron estabilizar la situación de los pantanos de la cuenca de Galicia- costa y Cantábrico occidental.

 

Por cuencas, la reserva se encuentra al 71,2% en el Cantábrico oriental; al 62,5% en Cantábrico occidental; al 59,8% en Miño-Sil; al 64,5% en Galicia-costa; al 66,7% en las cuencas internas del País Vasco; al 41% en el Duero; y en una situación muy mala en el Tajo y en el Guadiana, al 36%.

Hacia el sur y este, la cuenca del Tinto, Odiel y Piedras está al 61,6%; Guadalete-Barbate, al 46,6%; Guadalquivir, al 35%; la Cuenca Mediterránea Andaluza, al 51,3%; Segura, al 27,6 % a pesar las lluvias torrenciales de septiembre; Júcar, al 30,1%; Ebro, al 45,4% y las cuencas internas de Cataluña, al 56,4%.