El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El volcán Estrómboli amenaza el Mediterráneo con un devastador tsunami

Investigadores italianos han confirmado en un estudio que provocó tres catastróficos tsunamis durante la Edad Media, y en la actualidad existe la posibilidad de repetirse
El volcán Estrómboli libera magma continuamente desde el 1932 | iStock.com/MaRabelo

 

El mar Mediterráneo presentaba hasta hace poco dos volcanes que podrían provocar un terrible tsunami contra las costas continentales. Se tratan del volcán Etna en Sicilia, y el Vesubio en Nápoles. Precisamente, una investigación reciente apuntaba que la ladera sureste del Etna se desliza lenta pero inevitablemente hacia el mar, lo que podría causar un colapso importante a nivel regional.

El hundimiento de estos volcanes sobre el mar, junto al efecto de un terremoto en las costas africanas, son las principales causas de tsunamis en el mar Mediterráneo. De hecho, el 10% de los tsunamis que se generan en el mundo se producen en nuestro mar y, de media, una vez cada cien años el tsunami es de elevada gravedad. Gracias a un estudio geológico y arqueológico de la Universidad de Pisa, debemos añadir la amenaza por tsunami del Stromboli.

Esta investigación concluye que el Estrómboli, en el mar Tirreno, fue el origen de tres grandes tsunamis que devastaron varias ciudades mediterráneas en la Edad Media. Uno de ellos incluso fue presenciado por el poeta Francesco Petrarca. Los investigadores señalan que las olas gigantes fueron provocadas por desprendimientos repentinos de la ladera noroccidental de la montaña, algo que podría volver a ocurrir en nuestros tiempos.

El grupo interdisciplinar italiano ha descubierto el sector de origen de los tsunamis

El detonante de este estudio fue una carta de un poeta medieval italiano, que describía a un colega suyo una misteriosa y violenta tormenta marina que en 1343 causó una gran cantidad de víctimas y el hundimiento de muchos barcos en los puertos de Nápoles y Amalfi.

El profesor Mauro Rosi conoció esta historia y en 2016 inició las tareas de localización del punto donde empezó el tsunami. Junto con un grupo interdisciplinario de geólogos y arqueólogos hallaron los depósitos de sedimentos que evidenciaban el deslizamiento de la ladera del volcán y el origen del desastre natural. Descubrieron por crónicas históricas y los perfiles geológicos que otros dos tsunamis habían azotado la costa de Campania entre el siglo XIV y el s. XV.

En el área norte de la isla obtuvieron muestras de arena y guijarros de playa arrastrados por el tsunami, que con un análisis químico de los materiales y la datación por carbono 14 permitieron establecer una «relación inequívoca» entre los depósitos y los hallazgos arqueológicos que anuncian el rápido abandono de la isla después de los desastres. Por la actividad eruptiva muy intensa de la montaña y los desprendimientos constantes, la isla fue abandonada más de 3 siglos, hasta su última repoblación en el s. XVII.

Los investigadores excavaron un perfil en la ladera donde se produjeron los históricos desprendimientos | Universidad de Pisa

 

Peligro real de tsunamis en el Mediterráneo

El director de la investigación, el profesor Rosi, declara que «este trabajo revela por primera vez la capacidad del volcán para producir eventos de un tamaño mucho mayor que los conocidos hasta la fecha de las crónicas de los últimos dos siglos». Con esta conclusión, se constata un nuevo peligro real en el Mediterráneo occidental, que se junta a las amenazas del Vesubio y el Etna.

Es probable que en un futuro cercano pudiéramos vivir un tsunami similar al que se ha analizado en el estudio. El riesgo sería «muy alto», según las clasificaciones de los expertos, ya que las zonas costeras del Mediterráneo están muy densamente pobladas: 130 millones de personas viven en pueblos y ciudades que viven de cara al mar. Además, una ola gigante recorrería una distancia muy corta antes de golpear la costa.

Según el vulcanólogo, el actual plan de emergencia para tsunamis del Stromboli, en las otras islas del mar de Tirreno y en las ciudades costeras de la península itálica es insuficiente para un desastre natural como este. «Creo que nuestros descubrimientos hacen necesario revisar el plan de prevención de todas las costas del sur y oeste del área geográfica del volcán», afirma Rosi.