Evacuados 500 menores por las tormentas en Castilla y León y Asturias

Los niños tuvieron que ser rescatados por la Guardia Civil durante sus campamentos, ya que fueron sorprendidos por las intensas lluvias y las rachas fuertes de viento
Desperfectos en un campamento dónde los menores fueron evacuados | Guardia Civil

 

La Guardia Civil tuvo que rescatar casi 500 menores y varios monitores de diferentes campamentos esta pasada madrugada en Castilla y león y Asturias cuando fueron alcanzados por un temporal de tormentas con intensas lluvias, rachas de viento fuerte y relámpagos. Muchos de estos campamentos sufrieron daños y por eso el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil tuvo que actuar rápidamente.

En Ávila se rescataron hasta 32 menores y cuatro monitores pertenecientes al Campamento San Michael para evitar que sufrieran de hipotermia por tener la ropa mojada. También en Ávila, a la población de Candeleda, otro grupo de 50 niños de ‘boy scouts’ tuvo que ser evacuado del camping dónde se encontraban por varios incendios provocados por la misma tormenta.

En Boca de Huergano (León) los chubascos causaron desperfectos en un campamento situado en el término municipal, por lo que los 23 menores i varios monitores tuvieron que trasladarlos al polideportivo municipal.

También en León, varios campamentos quedaron inundados y totalmente destruidos en los municipios de Burón y Acebedo, con un total de 210 evacuados. Todos fueron trasladados a colegios de dichas localidades con síntomas de leves de dolor de cabeza o algún esguince. Fueron atendidos de inmediato por los servicios sanitarios sin necesidad de ser trasladados a hospitales.

 

Imagen de una tormenta | Archivo

 

En Palencia, en Cervera de Pisuerga, la Guardia Civil rescató a los 53 menores y 10 monitores que se encontraban de acampada, ya que el fuerte viento hizo que una de las carpas saliera volando. Pasaron la noche en el pabellón municipal. La zona de acampada sufrió bastantes deterioros, pero tal y como informa la Guardia Civil, los menores y monitores se encuentran en perfecto estado de salud.

En Asturias, el Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Cangas de Onís tuvo que rescatar en helicóptero a 23 ‘boy scouts’ y a dos monitores en el Canal de Culiembro. Los agentes realizaron hasta un total de 9 embarques para poder evacuar todo el grupo hasta la zona de Caín. Solo dos de les excursionistas ha manifestado pequeñas molestias, como mareos o vómitos, y el otro un pequeño esguince en el tobillo.

En los diferentes rescates han participado las diferentes secciones especializadas de la Guardia Civil, como el grupo de montaña, helicópteros o tráfico, así como personal de Protección Civil y de la Cruz Roja.

Comentarios