INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Una experta en seguridad alimentaria sorprende defendiendo el plástico: «Lo que no queréis oír»

La divulgadora y experta en alimentación Gemma del Caño advierte que el hombre desperdicia un recurso extraordinario y en vez de mejorar el mal uso lo queremos prohibir
Montañas de plástico se extienden y contaminan el mundo, pero el problema lo iniciamos los humanos | Archivo

La especialista en seguridad alimentaria, farmacéutica y divulgadora ha publicado un hilo polémico en Twitter en la que defiende el plástico como un recurso maravilloso, si lo sabemos usar bien. A lo largo de varios mensajes ha expuesto una controvertida opinión a favor de la defensa de los materiales plásticos, cuando los ecologistas y las autoridades de todo el mundo se reúnen y aprueban planes para eliminarlo de nuestra vida.

Y es que el plástico, presente en la ropa, en los envases de comida y bebida o en el material médico ya es considerado uno de los principales contaminantes globales. Según Greenpeace, el plástico solo genera problemas medioambientales, es una avalancha contaminante en los ecosistemas naturales y solo se recicla el 9%, hasta un 25% en España.

Para Caño, la culpa no la tiene el material, sino los humanos que somos responsables de su mal uso. «El ser humano crea cosas maravillosas que utiliza para destrozar lo que ya era maravilloso. Lo peor es que prefiere prohibirlo antes de reconocer que depende de sus propias actuaciones diarias» dispara en uno de sus mensajes.

 

 

El problema es la cultura del usar y tirar que nuestra sociedad ha creado

La especialista reflexiona que en el mundo y en España reciclamos muy poco y tenemos capacidad de hacer más. Declaramos la guerra al plástico, no a nosotros. El problema según ella no este recurso, sino el mal uso que se produce. Como el cambio climático, la actividad humana sacude la sostenibilidad del mundo.

 

 

 

Para terminar, Caño ve injusta la política de la Unión Europea contra los plásticos de un solo uso, que prohibirá los cubiertos, las pajitas y las cajas de comida rápida a partir de 2021. Ella defiende la educación como solución, disminuir el consumo por ejemplo, pero reconoce que quizás no queda tiempo. Las administraciones decidieron que educar al consumidor es más caro que prohibir.