Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

El gallo Maurice seguirá cantando tras su juicio por cacarear demasiado temprano

El animal fue citado ante el juez por cacarear demasiado temprano. Ahora la justicia francesa lo ha indultado y ha multado a la pareja que lo denunció por cantar
El gallo Maurice seguirá cantando cada mañana | Agencias

 

La justicia francesa dio este jueves la razón a los propietarios del gallo Maurice, en una localidad turística en la isla francesa Oleron, a los que habían denunciado unos vecinos que se quejaban de la molestia que les causaba el canto del animal. De este modo, el gallo Maurice seguirá cantando cada mañana sin problemas.

El tribunal de Rochefort impuso a los denunciantes, una pareja del centro de Francia que tiene una segunda residencia en esta localidad de Saint-Pierre-d’Oleron, a pagar 1.000 euros por daños y perjuicios a la dueña del gallo, Corinne Fesseau. Además, tendrán que abonar los gastos del procedimiento y no han posibilidad de recurso.

El tribunal consideró que los querellantes no habían presentado pruebas suficientes de que el gallo Maurice hiciera un ruido excesivo y además estimó que un animal doméstico como este puede vivir en una localidad rural, siempre  cuando no esté en el centro.

El gallo Maurice junto a su dueña | Agencias

«No tengo palabras. Ganamos. Es una victoria para toda la gente en mi misma situación. Espero que cree jurisprudencia», dijo satisfecha la dueña de este gallo que ha sido objeto de titulares en todo el mundo. «Todo el mundo va a ser protegido: las campanas, las ranas, etc.», agregó aludiendo a otras demandas similares contra los ruidos del mundo rural, que opone a menudo a los habitantes de siempre con los neorrurales. 

Maurice, símbolo de resistencia el mundo rural

Maurice se ha convertido en un símbolo de la resistencia rural en Francia, donde una petición para ‘salvarlo’ consiguió más de 140.000 firmas. Su cacareo al alba molestaba a los propietarios de una residencia que lo acusaron ante la justicia de «perjuicio sonoro». 

El caso de Maurice, aunque anecdótico, ilustra los temores de que desaparezca el mundo rural en Francia, debido al declive de la actividad agrícola y ganadera y al éxodo de los jóvenes hacia la ciudad.

El gallo Maurice, símbolo de la resistencia rural francesa | Agencias

 

Bruno Dionis du Séjour, alcalde de la pequeña localidad de Gajac, en el suroeste de Francia, publicó una enardecida carta para defender el «derecho» de las campanas de las iglesias a repicar, de las vacas a mugir y de los burros a rebuznar. La alusión a las campanas se debe a una disputa acontecida en 2018 en un pueblo de la región de Doubs, donde los propietarios de una residencia se quejaron de que éstas repicaban a las 07.00 horas, demasiado temprano a su entender.

Comentarios