INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Las gaviotas son una potencial fuente de superbacterias y podrían contagiarnos

Investigadores australianos apuntan a estas aves como transmisoras de la bacteria E. Coli a los humanos, y además nos pueden contagiar otros problemas
Las gaviotas nos amenazan con transmitirnos E. Coli y otras infecciones, según una investigación | Archivo

 

Algunas bacterias muy perjudiciales para salud humana se transmiten por el agua del mar como hemos descubierto recientemente, y ahora conocemos la noticia que también aves muy populares como las gaviotas nos pueden contagiar infecciones problemáticas.

Las gaviotas pueden parecer inofensivas si no las molestamos, aunque tienen mucho mal genio con otras aves urbanas, y en nuestras ciudades se están volviendo muy depredadoras y carroñeras. Es quizás por esta razón que los humanos debemos preocuparnos que no nos pique con su pico o que no debamos estar muy expuestos cerca de ellas.

En Australia, un estudio realizado por la Universidad de Murdoch, en Perth, ha concluido que algunas aves marinas en esta isla están infectadas con superbacterias resistentes a los antibióticos como el E. Coli, lo cual plantea la preocupación de que dichas bacterias podrían propagarse de las aves al ganado o los seres humanos.

La investigación, publicada en el ‘Journal Antimicrobial Chemotherapy’, ha revelado que esta infección que transmitirían las gaviotas podría derivar en graves contagios en las personas, como enfermedades del sistema urinario y sepsis.

 

Todas las aves en contacto con nuestros residuos son potenciales transmisores de bacterias

Los autores del hallazgo explican que, de analizar 562 muestras fecales tomadas en Australia, descubrieron que «el 20% de las aves del país eran portadoras de superbacterias resistentes a antibióticos y a otros medicamentos que atacan a los microbios en el sistema humano». El líder de la investigación, el doctor Sam Abraham, informa que es un problema muy extendido en Australia.

Afirma que «las gaviotas actúan como esponjas ecológicas (bioacumuladores) y las hemos señalado como un reservorio potencial para agentes que pueden causar enfermedades humanas». Un colega suyo es más claro: los hábitos alimentarios de las gaviotas, que se aprovechan de los desechos humanos que sobran, pueden luego propagar estas bacterias resistentes a grandes distancias.

Muchas gaviotas se juntan en el paseo marítimo en Bombay (India) | EFE

 

Para conocer definitivamente el origen de las infecciones que llevan las gaviotas, los expertos solicitan «un examen de las fuentes de desechos humanos para determinar dónde están adquiriendo estos elementos peligrosos, y si esto se puede controlar o no». En Australia temen que estas aves marinas afecten al ganado y a los productos agrícolas.

Esto también podría suceder en Europa, donde se sospecha que con nuestros productos químicos transmitimos patógenos a la fauna, y es probable que estos microbios resistentes a los medicamentos nos sean devueltos a través de superficies contaminadas, agua y alimentos.

También te puede interesar...

Comentarios