INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

ALERTA TEMPORAL

🔴⛈ AEMET avisa de una nueva situación excepcional

El huracán Lorenzo ya es categoría 3 y sigue apuntando hacia la Península

Este miércoles ha batido el récord de convertirse en el primer super huracán de la historia en la parte más oriental del Atlántico. Los expertos prevén que azote las Azores en una semana
El huracán Lorenzo amenaza primero las Azores y después la costa gallega o Canarias | Cedida

 

El huracán Lorenzo está alcanzando la categoría 3 este jueves, con vientos que llegarán a los 190 km/h en las próximas horas según el Centro Nacional de Huracanes, en una zona deshabitada al suroeste de las Azores. Seguramente alcanzará este archipiélago la semana que viene convertida en una potente borrasca extratropical, e incluso los modelos meteorológicos todavía insisten que sus efectos se notarán en la costa noroeste de nuestro país.

Lorenzo sigue ganando fuerza y cuerpo de super huracán en las cálidas aguas del Atlántico medio y empieza a remontar hacia el norte, hacia las Azores y la Península. Las altas presiones sobre la Península y Estados Unidos han creado un pasillo que le permite ascender. Es ya el ciclón tropical más fuerte que ha conseguido este estado en lo más al este del Atlántico.

 

 

 

Cuando llegue a nuestras latitudes entrará en un proceso de extratropicalización, que quiere decir que perderá la estructura tropical y ganará intensidad en cuanto al viento y el temporal marítimo. Se espera que desarrolle una ciclogénesis explosiva muy violenta.

 

 

 

 

 

En una situación parecida a Ophelia, no alcanzará la costa gallega de manera directa

El rumbo de Lorenzo quiere recordar la situación vivida en octubre de 2017 con la aproximación del huracán Ophelia a Portugal y España, que disparó las temperaturas en el tercio oeste y su violento viento avivó una ola de incendios forestales que causó 44 muertos en Portugal y cuatro en Galicia. Como una ciclogénesis explosiva impactó en Irlanda como la tormenta más dura en los últimos 35 años.

 

 

Si no cambia el rumbo, el actual huracán azotará gravemente las islas Azores con un impactante temporal de viento, con rachas que podrían superar los 200 km/h, tal como hizo la tormenta Delta en Canarias en 2005, y posteriormente será absorbido por el chorro polar entre la península e Irlanda.

Las previsiones de hoy descartan que Lorenzo vaya a golpearnos directamente, pero lo notaremos con forma de temporal marítimo y veranito, porque haría subir extraordinariamente las temperaturas. En Canarias, el delegado de AEMET, Jesús Agüera, advierte que su movimiento es difícil de predecir, y aún podría girar hacia el sur tras sobrevolar las Azores y afectar el oeste de España y las Canarias.