ATENTOS AL CIELO

Luna de hielo: Llega la última luna llena del 2019 y de la década

El temporal en el Atlántico trae una marea blanca de cocaína en las playas francesas

Según fuentes judiciales hasta ayer se han recuperado casi 900 kg de cocaína en la costa atlántica. Se barajan muchas causas, entre un accidente transportando la droga o para evitar un naufragio
Hasta 900 kg de cocaína en fardos han llegado a las playas francesas | Archivo

A lo largo de este mes los visitantes de las playas atlánticas francesas, desde el Biarritz hasta la desembocadura del Loira, están encontrando extraños paquetes protegidos por bolsas de plástico: son fardos de droga.

Estos paquetes llegan llenos de cocaína de una pureza del 83% hasta la arena. Decenas de fardos han llegado hasta aquí desde el pasado 18 de octubre, por causas que se desconocen. La situación ha obligado a la Gendarmería a cerrar playas y prohibir a la gente acercarse. Gendarmes y policías, con la colaboración de la DEA americana, patrullan con todoterrenos y helicópteros. Se ha advertido a la población que no recoja estos sacos por el riesgo grave de intoxicación, sobre todo para los niños.

Fuentes policiales informan que se ha recuperado una inmensa fortuna de 872 kg de cocaína, cuyo origen se puede proceder de Sudamérica y habría caído al océano durante la maniobra de trasvase del barco que lo transportó en la travesía oceánica a una lancha que debía descargarlo clandestinamente en Francia.

Los investigadores creen también que los traficantes, sorprendidos por uno de los intensos temporales de mar de este mes, a bordo de un velero, tuvieron que desprenderse de la droga para soltar lastre y evitar un naufragio.

 

 

 

Varias personas han sido detenidas por recoger la droga

Los paquetes han llegado a las playas con palabras escritas como ‘diamante’ o ‘brillante’, en español, el código usado por los narcos para describir el tipo de cocaína de mayor pureza. La insólita marea blanca sobre las playas ha sido una tentación para algunos. El lunes hubo dos detenciones en la Gironde.

Uno de ellos era un muchacho de 17 años que estaba de vacaciones en la zona. Había recogido cinco kilos de cocaína. Otro chico de 27 años fue arrestado también con la misma cantidad. Había ido allí a propósito. La posesión de tal cantidad de droga puede llegar a ser castigada con hasta 10 años de cárcel. La prensa francesa continua expectante antes las nuevas noticias que revele la Fiscalía de Rennes.