El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Las nieblas marinas cubren el centro y el litoral de Málaga

Este denso fenómeno se produce por la diferencia de temperatura entre el agua del Mediterráneo y la masa de aire cálida que afecta esta semana Andalucía
La niebla de advección se instala en la costa malagueña este viernes | @objtormentas

 

Las costas malagueñas y la ciudad de Málaga han amanecido esta jornada de viernes cubierta por una densa niebla de advección, que se forma por la diferencia de temperaturas entre el aire y el agua fresca del mar. Conocida localmente como ‘taró’ es un fenómeno frecuente al principio del verano, pero también ocurre en situaciones anticiclónicas en otoño e invierno como la actual.

La causa científica de la formación de esta niebla está en el agua del Mediterráneo, que se estima está en los 17º, y por encima cada madrugada de esta semana recorre una brisa floja y cálida, del sur- sureste. El viento gana mucha humedad, se enfría y llega un punto que se condensa en forma de niebla hacia el interior de la ciudad y la costa en general.

La sensación de fresco durante la mañana es acusada, a las 11 de la mañana la temperatura ambiental es inferior a los 14º y la humedad casi del 100%. El ‘taró’ afecta diversos puntos del casco histórico, la Victoria y el litoral oeste. Además, esta niebla está dificultando los aterrizajes en el aeropuerto y se desvían a Sevilla, Granada y Almería.

El fenómeno tenderá a disiparse cuando el sol esté más alto y suba la temperatura. Cuando la niebla se levante, se esperan cielos muy despejados y un ambiente muy agradable superior a los 20º.

Esta niebla en el mar de Alborán se conoce popularmente como Taró | @objtormentas

 

Un episodio parecido de nieblas marinas ocurrió en Benidorm el martes

Este martes pasado por la tarde las nieblas de advección marinas invadieron repentinamente como un tsunami el núcleo urbano de Benidorm y Villajoyosa. Su movimiento horizontal y su grosor notable impresionó a muchos vecinos, que registraron con su móvil como la niebla se tragaba la ciudad y barría los rascacielos de la primera línea de la costa.

 

 

 

 

Le costó disiparse y provocó imágenes espectaculares. Durante el miércoles y jueves se produjo el mismo fenómeno en la costa alicantina, Murcia y como sucede este viernes, en las costas este del mar de Alborán.