INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

PREVISIÓN MARTES

Más tiempo calmado con excepciones pero intensas heladas por la mañana

El océano Índico hunde una isla al oeste de Pakistán

La reciente isla Zalzala Koh, originada tras un terremoto de 7,7 sacudiera la zona, ha desaparecido 6 años después de emerger
Imágenes de la evolución de la isla estos últimos 6 años | NASA

 

Enfrente la costa sud-oeste de Pakistán, en septiembre de 2013 emergió una isla de barro, después que tuviera lugar un terremoto de magnitud 7,7 en la escala de Richter. Esta isla fue bautizada por los lugareños de la zona como Zalzala Koh, que traducido al castellano significa ‘montaña del terremoto’. En realidad, se trataba del edificio de un volcán de barro de unos 20 metros de altitud, 90 metros de ancho y hasta 40 metros de longitud. Ahora la erosión del mar y el ascenso del nivel se han tragado el islote.

El tamaño de la isla y las condiciones ambientales del lugar hacían predecir un final poco optimista. Tras 6 años de su aparición, la meteorología y las olas del océano han arrasado la isla y de nuevo está cubierta por las aguas del mar de Arabia. De hecho, mediante imágenes obtenidas a través de satélites espaciales, en 2016 ya se observaba que estaba sufriendo un claro retroceso. En las últimas imágenes, en el pasado junio, ya solo se apreciaban los restos de los sedimentos flotantes de la isla.

Sin embargo, el volcán sigue allí escondido bajo la superficie del agua. Un monumento geológico situado en la falla que separa la placa tectónica arábiga y la placa euroasiática.

 

¿Cómo nace un volcán de barro?

Imatge de l'illa Zalzala Koh l'any 2013 quan va néixer | NASA

 

La actividad tectónica por la colisión de las dos placas es el responsable de la formación de este fenómeno geológico. Cada año la placa arábiga se hunde algunos centímetros bajo la placa euroasiática, en un proceso llamado subducción. De este modo, el lento desplazamiento va acumulando arcillas en el límite con la placa euroasiática, produciendo finalmente, la formación de un volcán de barro.

Un experto geólogo de la Universidad de Adelaida (Australia), Mark Tingay, explicó en un comunicado de la NASA: «Las presiones de los fluidos se vuelven tan elevadas que los sedimentos arcillosos se comportan como si fuera un líquido. Y esto da de resultado un volcán de barro». La evolución del fenómeno es que las presiones son suficientemente grandes como para fracturar las rocas que hay encima, haciendo que los barros y los gases salgan expulsados hacia la superficie.

A pesar de esta fuerza que hizo emerger la isla, la erosión costera es mayor y ha tardado 6 años en destruirla y hundirla en las aguas del Océano Índico. Sin embargo, los volcanes de barro son habituales en esta región y podría volver a formarse otro. Por ejemplo, en la isla de Malan se encontraron dos casos, en 1999 y en 2010, donde surgieron de la nada y se hundieron rápidamente. Tal vez la NASA fotografíe en unos años un nuevo Zalzala Koh en la zona.

También te puede interesar...

Comentarios