TEMPORAL EN DIRECTO

⛔️ ❄️La nieve deja sin clase a cientos de alumnos e incidencias viarias en 76 carreteras

Cae el mito de que las plantas mejoran la calidad del aire en las casas o en las oficinas

Un nuevo estudio asegura que las afirmaciones de que las plantas purifican el aire en el interior de los edificios son exageradas, siendo mucho más eficiente la simple ventilación natural para limpiar el aire
Las plantas en espacios interiores ayudan a decorar el espacio | PixaBay

Siempre se ha escuchado y se ha afirmado que las plantas ayudan a mantener una mejor calidad del aire dentro de las casas o en oficinas, pero según un nuevo estudio, estas afirmaciones son muy exageradas, ya que según los autores la ventilación natural supera a las plantas cuando se trata de limpiar el aire.

Este reciente estudio de la Universidad de Drexel, en Estados Unidos, publicado en el Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology, repasó las investigaciones hechas durante décadas sobre la mejora del aire de las plantas en los interiores y llegó a la conclusión que «este ha sido un error común durante mucho tiempo».

Michael Waring, profesor de Ingeniería Arquitectónica y Ambiental en la Facultad de Drexel y autor del reciente estudio, asegura que «las plantas son geniales, pero en realidad no limpian el aire interior lo suficientemente rápido como para tener un efecto en la calidad del aire de su hogar u oficina».

La capacidad de mejora del aire de las plantas es menor que la simple ventilación | PixaBay

Todo comenzó en el espacio

El mito creado alrededor de la purificación del aire por parte de las plantas ocurrió en 1989 cuando la NASA, en busca de formas de limpiar el aire en las estaciones espaciales, declaró que las plantas podrían usarse para eliminar del aire sustancias químicas que causan cáncer.

Pero el problema de este experimento, y otros similares, es que se llevaron a cabo en una cámara sellada en un laboratorio, un ambiente contenido que tiene poco en común con una casa u oficina.

Se colocó una planta en una maceta en una cámara sellada, a menudo con un volumen de un metro cúbico o más pequeño, en la que se inyectó un solo componente volátil orgánico y se rastreó su descomposición a lo largo del curso de muchas horas o días.

El mito creado alrededor de la purificación del aire por parte de las plantas empezó en 1989 por parte de la NASA | PixaBay

Cae el mito…

Los cálculos hechos por la NASA y otros estudios posteriores mostraron una reducción en la concentración de compuestos orgánicos volátiles. Pero Waring y su equipo usaron un método totalmente distinto a la NASA para cuantificar la calidad del aire siendo este mucho más adecuado a un entorno normal, desde una perspectiva de ingeniería ambiental.

De este modo, según los cálculos de Waring, se necesitarían entre 10 y 1.000 plantas por metro cuadrado de espacio para competir con la capacidad de limpieza de aire del sistema de manejo de aire de un edificio o incluso solo un par de ventanas abiertas en una casa.

«Este es ciertamente un ejemplo de cómo los hallazgos científicos pueden ser engañosos o malinterpretados con el tiempo» reconoce Waring. «Pero también es un gran ejemplo de cómo la investigación científica debería reexaminar y cuestionar los hallazgos para cercarse a la verdad básica de lo que realmente está sucediendo a nuestro alrededor».

Comentarios