La recuperación de la capa de ozono aumenta el hielo marino antártico

La reducción del agujero de ozono antártico disminuye las nubes sobre altas latitudes del hemisferio sur y de la radiación infrarroja, aumentando de este modo el hielo marino antártico
La reducción del agujero de ozono antártico disminuye la formación de nubes en la Antártica  | Pixabay

 

La problemática de la capa de ozono se descubrió a mediano de los años 80, pero su mínimo histórico se registró años después, hacía a finales de la década de 1990, cuando su reducción llegó hasta el 50% de la capa de ozono estratosférico antártico durante los meses de septiembre a noviembre de cada año, cuyo resultado se bautizó comúnmente como el agujero de ozono.

Desde entonces, el ozono estratosférico comenzó a estabilizarse e incluso ha aumentado lentamente a principios del siglo XXI, especialmente en las regiones polares, según informa la Academia de Ciencias de China.

El hielo marino en las regiones polares desempeña un papel importante en el sistema climático global. El cambio en el hielo marino da como resultado una gran variación en el albedo sobre la superficie del mar, lo que conduce a un cambio en la absorción de la radiación solar y la temperatura de la superficie del mar. Pero, ¿cómo influye la capa de ozono, que se encuentra en la estratosfera, sobre el hielo marino antártico?

La reducción de la capa de ozono conlleva a la formación de más hielo marino antártico | Pixabay

 

El estudio

Estudios recientes demuestran que el agujero de ozono antártico tiene influencias importantes en el hielo marino de la Antártida. Por ejemplo, los cambios inducidos por el ozono en las circulaciones atmosféricas y oceánicas alteran significativamente el transporte del calor del océano y la dinámica del hielo marino, lo que afecta la temperatura de la superficie del mar y el hielo marino antártico.

  

  

un papel en causar cambios en el hielo marino antártico.

  

  

la recuperación del ozono conduce a un aumento del hielo
Imagen del agujero de la capa de ozono este 1 de septiembre de 2019 | Copernicus

 

Los resultados

Su investigación demuestra que la recuperación del agujero de ozono antártico absorbe más radiación solar y calienta la estratosfera inferior sobre las latitudes altas del hemisferio sur, lo que provoca aumentos en la estabilidad de la troposfera y disminuye la cobertura de nubes sobre las latitudes altas del hemisferio sur.

Al haber menos nubes, esto conduce a un aumento en la radiación de onda larga reflejada sobre el hielo y una reducción en la radiación infrarroja descendente, especialmente en otoño austral. Esto da como resultado el enfriamiento de la superficie del Océano Austral y el aumento del hielo marino antártico.

El enfriamiento de la superficie también implica retroalimentación de albedo de hielo. El aumento del hielo marino refleja la radiación solar y provoca un mayor enfriamiento y más aumentos en el hielo marino antártico.