Septiembre de récord: ha sido el más cálido de la historia en el hemisferio norte

La temperatura fue 0,57ºC más alta en comparación a la media, dato idéntico al de septiembre de 2016
Este septiembre ha sido el más cálido de la historia en el hemisferio norte | Archivo

 

El calentamiento global y sus terribles efectos en relación con el cambio climático son cada día más preocupantes en todo el mundo, con noticias diarias que alertan de las graves consecuencias a las que nos afrontamos. El último dato se registró el pasado mes e indica que el septiembre de 2019 ha sido el más cálido de la historia en el hemisferio norte, con 0,57ºC por encima de la media. Una cifra que tan solo iguala el septiembre de 2016.

Este récord se basa en la media establecida entre los años 1981 y 2010, mientas que el balance final de septiembre lo ha llevado a cabo ‘Climate Change Service’ del programa Copérnico de la Unión Europea (UE). La conclusión de este trabajo es que las masas de tierra del hemisferio norte quedaron claramente por encima de la media, sobre todo en puntos del Ártico, gran parte de Estados Unidos, Afganistán, Irán, Mongolia y norte de China.  

 

Mapa de las anomalias de temperaturas de este septiembre | COPERNICUS CLIMATE CHANGE SERVICE/ECMWF

 

Calor en Europa, pero excepciones en todo el mundo

Si nos fijamos en Europa, los datos indican que las temperaturas del mes de septiembre de este año también se han situado por encima de la media con más calor del normal en la mayor parte del continente, especialmente en todo el sur y sureste. Las excepciones las encontramos en zonas como el extremo este del continente, Noruega y Suecia, donde la media fue ligeramente más baja.

Pero en el resto del hemisferio norte, pese a la media calurosa, también hay claras excepciones, como es el caso especialmente del suroeste de Rusia, las Repúblicas de Asia Central y partes de la Antártida, donde las temperaturas fueron claramente más bajas en comparación a la media en el conjunto del mes pasado.

Si nos fijamos en las temperaturas oceánicas, los valores del aire marino también fueron elevados en comparación con la media histórica, pero no solo en el hemisferio norte, sino que también en el resto del planeta. Especialmente en el noreste del océano Pacífico y en diversos mares del Ártico y de la Antártida Occidental. De hecho, a pesar de estar aún en invierno, en el hemisferio sur también se registraron anomalías cálidas en el centro de América del Sur, en Sudáfrica suroeste de Australia y Antártida Occidental.