PREVISIÓN

Tregua de frío invernal en la Península este martes por la llegada de un frente cálido

ASTRONOMÍA

Las imágenes del hipnótico tránsito de Mercurio por delante del Sol

Temperaturas muy elevadas más frecuentes en el Ártico despertarán el «gigante dormido»

Un estudio realizado en Canadá asegura que el derretimiento del permafrost en el suelo ártico provocará el aceleramiento de la emisión de gases de efecto invernadero, lo que reanimará el calentamiento global
El deshielo en el Ártico a causa de la aceleración del Calentamiento Global | Cedida

 

La dinámica atmosférica del hemisferio norte esta primavera está dando contrastes muy sorprendentes y alarmantes. No es muy sencillo que, en el noroeste de Rusia, prácticamente dentro del círculo polar ártico, se lleguen a los 30ºC, una temperatura corriente en nuestras latitudes españolas. Sin embargo, en Hungría y Croacia los termómetros marcaban los 7- 8ºC, un frío más típico de invierno.

Esto sucedió el fin de semana pasado en Koynas, en el distrito de Óblast, una zona que en estas fechas no acostumbran a superar los 10ºC, y son más de 15ºC más altas de lo habitual. Un flujo de aire muy caliente llegó hasta el Ártico proveniente del norte de Oriente Medio, haciendo despertar el verano.

El año pasado ya se produjo ola de calor parecida en el norte de Escandinavia que disparó los termómetros en zonas del interior del círculo ártico a más de 30ºC. El cambio climático puede ser el culpable que estos episodios anormales de calor sean más frecuentes y este fenómeno reviviría un gran peligro en la zona.

El fin de semana pasado se registraron los 31ºC en el círculo polar ártico | Meteociel

 

La situación preocupa a los científicos, en un solo episodio de calentamiento el daño es grave: el agua absorbe el calor y esto hace que el hielo se derrita más rápido, añadiendo que la capa es cada vez más frágil y delgada, estos eventos de calor anómalo podrían ser devastadores a la larga y despertarían una amenaza climática mucho mayor…

 

Si se funde el permafrost, provocará la liberación de gases con consecuencias muy negativas

Este aumento de la temperatura 20ºC por encima de lo normal pone en peligro la capa siempre helada del suelo, que protege bolsas de gases de efecto invernadero que se han formado allí por la descomposición de materia orgánica. Si se liberan, los científicos pronostican que aumentará el ritmo del calentamiento global.

Según el estudio de unos investigadores de la Universidad de Guelph, en Canadá, a medida que la temperatura aumenta, se derrite el permafrost, los microorganismos descomponen la materia orgánica congelada en el suelo y desprenden CO2, metano y óxido nitroso. El calor amenaza con alterar paisajes que tardaron millones de años en formarse.

El ecosistema helado se funde abruptamente y deriva con despertar las reservas de metano que hay en profundidad, un gas que tiene un efecto invernadero mucho más fuerte que el dióxido de carbono.

 

 

«Estamos viendo a este gigante dormido despertarse justo frente a nuestros ojos. Está ocurriendo más rápido de lo que nadie predijo», aseguró un investigador canadiense. Y agregó que ha podido comprobarse que, aunque la «abrupta descongelación afecta a menos del 20 % de la región del permafrost», las «emisiones de carbono de esta región relativamente pequeña tienen el potencial de duplicar los efectos negativos del calentamiento global».

Ante esta situación, el equipo de científicos recomendó reforzar los controles sobre este sector del Ártico y los efectos de su deshielo, con la necesaria declaración de emergencia climática por los países europeos para salvar el Ártico y el clima de la Tierra.

También te puede interesar:

Comentarios