INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

El temporal deja más de 200 litros en el norte del país y con alertas de desbordamiento de ríos

El temporal polar que ha golpeado estos últimos días el norte peninsular ha dejado situaciones complicadas y así seguirá unos días más, con riesgo de crecidas y desbordamientos de ríos
Imagen de un desbordamiento de un río | Archivo

El temporal ha sido la gran noticia meteorológica de estos días especialmente en el norte del país, donde se han notado más sus efectos. Lluvia, olaje, viento, frío y nieve han sido los protagonistas del segundo temporal del otoño, que nos ha dejado un paisaje totalmente cambiado y de postal en algunos sitios, mientras que en otros la situación de emergencia y alerta ha sido la otra cara de la moneda.

Y es que el temporal, por resumirlo de alguna manera, ha sido de primera categoría: olas por encima de los 10 metros con picos de hasta 14 metros, vientos racheados que superaban los 120 km/h, nieve abundante en zonas montañosas del norte y también nevadas en cotas bajas, alrededor de los 800 y 700 metros, carreteras cortadas y afectadas por las intensas nevadas, mucho frío, y lluvia, que en algunos casos se han superado los 200 l/m2.

Han sido precipitaciones continuadas y que han durado durante todo el temporal. Desde la llegada de la borrasca polar, no han cesado las lluvias estos tres días dejando en Cantabria, Asturias, y de manera menos cuantiosa, en Galicia y País Vasco, acumulaciones de agua por encima de los 200 litros. Una situación que, juntamente con la nieve acumulada, pone en riesgo los ríos de los valles del norte del país, con posibilidad de desbordamientos.

 

Pendientes de los ríos

Este pasado viernes algunos ríos vieron como sus caudales incrementaba repentinamente después de las lluvias del jueves y parte del viernes. Los más destacados eran los ríos asturianos, donde se activaron alertas y prealertas ante la amenaza de desbordamiento, e incluso una familia tuvo que ser rescatada.

Pero por si fuera poco, las nevadas en las cabeceras de muchos de estos ríos atlánticos del norte, serán las protagonistas que su caudal siga aumentando o manteniéndose elevado los próximos días. Las temperaturas poco a poco subirán y eso causará el deshielo de esta nieve causando más crecidas y amenazas de desbordamiento.

Además, las lluvias no cesaran del todo. Después de esta pausa del sábado, el domingo un nuevo frente atlántico llegará y avanzará de oeste a este dejando nuevas precipitaciones en toda la vertiente cántabra, dificultando aún más la situación de los cauces de los ríos. En este sentido, mucha precaución en entorno fluviales y seguir en todo momento las recomendaciones de las autoridades locales, cuerpos de seguridad y a Protección Civil.