El Tiempo en España

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

NOVEDAD GRATIS

NOVEDAD GRATIS: Recibe GRATIS la previsión del tiempo de tu ciudad en el móvil. PRUÉBALO, ¡TE ENCANTARÁ!

INSTAGRAM

Cada día la previsión en Instagram, SÍGUENOS!

Nueva teoría de la formación de los tornados

Investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, proponen una idea muy diferente a la que creían los meteorólogos: el torbellino se forma de abajo a arriba, y no al revés
Ejemplo de un tornado con su tuba o embudo succionando lo que haya en la superfície | Pixabay

 

Sorpresa en el mundo de la meteorología después de conocer la nueva teoría que difunde un estudio que puede cambiar la percepción del origen de los tornados

Tras analizar cuatro tornados de diferente magnitud, un grupo de investigadores encabezado por la meteoróloga Jana Houser, de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, ha descubierto que estos fenómenos meteorológicos se forman de abajo hacia arriba y no al revés, como se pensaba anteriormente.

Esta hipótesis se sostiene porque los expertos observaron que los vientos arremolinados de los tornados estudiados se originaban cerca del suelo antes de llegar a las áreas más elevadas. Gracias a la tecnología del radar móvil Doppler de exploración rápida, esto contradice lo que se sabía hasta ahora sobre la formación de tornados, teorías aceptadas durante mucho tiempo que afirman que estos vientos nacen a varios kilómetros de altura.

Una de las pruebas se realizó en el tornado de El Reno

Uno de los tornados observados fue el de El Reno, uno de los más grandes de la historia del país norteamericano, que arrasó zonas rurales del estado de Oklahoma el 31 de mayo de 2013.

 

 

Durante el análisis de videos y fotos de este tornado grabados por cazadores de tormentas, los meteorólogos observaron fascinados que el embudo de El Reno ya se había formado en el suelo minutos antes de que los datos de radar indicaran el nacimiento del fenómeno a unos 250 metros del suelo.

Por otro lado, los datos tomados desde el radar Doppler confirmaron que la rotación en el suelo comenzó antes que la rotación en la nube de tormenta. Los climatólogos creen que estos descubrimientos ayudarán a hacer más efectivas las alertas de tornados, aunque se deberían hacer más estudios y observaciones al respecto para poder confirmar totalmente esta teoría.