INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

El tsunami de 100 metros que causó la fuerte explosión del volcán Anak Krakatoa

El gigante volcán de Indonesia, tras su última gran erupción, levantó una ola de 100 metros que, de no haber sido por su dirección, habría causado una enorme devastación
Erupción del volcán Krakatoa | PixaBay

El año pasado en volcán Anak Krakatoa causó una fuerte explosión tras su erupción en diciembre de 2018. Sus consecuencias fueron muy graves, con la pérdida de más de 400 personas, enviando una ola que llegó en la isla de Sumatra con una altura de entre 5 y 10 metros. Pero después de unas recientes investigaciones, la explosión del volcán podría a haber provocado una enorme devastación.

Esta es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Universidad Brunel de Londres y la Universidad de Tokio, que han demostrado que el desastre podría haber sido significativamente mucho si el tsunami generado por el volcán, que comenzó siendo una ola de entre 100 i 150 metros de altura, se hubiera desplazado hacia costas más cercanas.

«Cuando los materiales volcánicos caen al mar, causan el desplazamiento de la superficie del agua», dijo el doctor Mohammad Heidarzadeh, profesor asistente de la ingeniería civil de Brunel, quien dirigió el estudio. «Similar a tirar una piedra a una bañera, causa olas y desplaza el agua. En el caso del volcán Anak Krakatoa, la altura del desplazamiento del agua causada por los materiales del volcán fue de más de 100 metros».

Imagen aérea de Palu, en la isla indonesia de Célebes, tras la devastación del tsunami | Agencias

Mucha suerte y poca esperanza

Si la ola hubiera salido en otra dirección el caso hubiera sido mucho peor. Solo hace falta fijarse en como quedó una isla cercana al volcán cuando llegó la ola del tsunami. La isla quedó arrasada y en ese momento la ola tenia 80 metros de altura.

«Afortunadamente nadie vivía en esa isla», dijo Heidarzadeh. «Sin embargo, si hubiera una comunidad costera cerca del volcán, por ejemplo, dentro de los 5 km, la altura del tsunami habría estado entre 50 y 70 metros cuando golpeó la costa», explica en un comunicado.

Para contextualizar, la erupción en 1883 del Krakatoa generó un tsunami que golpeó la tierra a una altura máxima de 42 metros, causando al menos 36.000 muertes en un momento en que las áreas costeras estaban menos pobladas.

En Indonesia, una de las áreas más propensas a terremotos y tsunamis del mundo, fue castigada por dos tsunamis mortales durante el 2018, uno desatado por Anak Krakatoa y otra por deslizamiento en tierra de Sulawesi, que mató a más de 2.000 personas.