INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Vacas con gafas de realidad virtual para que crean que viven en libertad

Unos granjeros rusos han diseñado unas gafas especiales que reducen la ansiedad de las vacas durante su tiempo en la granja lechera
Las vacas usan estas gafas en una prueba para demostrar que si creen que viven en un campo hacen mejor leche | Ministerio de Agricultura de Moscú

La realidad virtual cada vez ofrece más posibilidades. Los últimos en experimentar con ella han sido un grupo de vacas rusas. Los ganaderos de una granja de Moscú han diseñado un prototipo de gafas de realidad virtual para animales. El propósito es bastante siniestro: consiste en hacer creer a las vacas que están en libertad, en un prado verde.

El ministro de Agricultura ruso ha presentado el proyecto e insiste que estas gafas de realidad virtual dan la felicidad a las vacas y esto permite producir más leche de mejor calidad. Las vacas en un ambiente más calmado dan leche más buena. Los investigadores explican que han desarrollado una simulación de la realidad única.

Se desconoce en qué condiciones viven las vacas que han participado en esta prueba piloto, pero las condiciones en Rusia son duras muchos meses al año. Las gafas han sido diseñadas específicamente para estos animales, y al parecer, los primeros resultados han sido positivos.

 

Efectos calmantes de estas gafas especiales

En rueda de prensa, el ministro ruso ha dicho que «durante la primera prueba, los expertos registraron una disminución en la ansiedad y un aumento en el estado de ánimo general de la manada. El impacto de las gafas de RV en la producción de leche se demostrará mediante un estudio más exhaustivo».

Los promotores del proyecto tienen la intención de aplicarlo en todo el mercado y el gobierno lo facilitaría porque las mejores tecnologías deberían tener un impacto en la industria en su conjunto. Existen otras ideas para mejorar la vida del ganado en las granjas lecheras, como por ejemplo en Estados Unidos los ganaderos instalaron cepillos automáticos en los establos para masajear a las vacas.