INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Se busca pareja para vivir y cuidar una isla en San Francisco cobrando 110.000 euros

La oferta pide a los candidatos trabajar en un faro y conducir un ferry de visitantes, y requiere cocinar, limpiar y mantener las instalaciones
El bonito faro de East Brother Light Station | Trip Advisor

 

¿Se imaginan desayunar cada día en la bahía de San Francisco, con vistas al puente de Golden Gate a lo lejos? ¿Se imaginan vivir en una isla con un faro histórico, cerca de la cárcel de Alcatraz, y cobrar la suma de 110.000 euros al año? El propietario de esta isla está buscando inquilinos, que se atrevan a un cambio radical de vida y se instalen en su faro.

El periódico ‘The San Francisco Chronicle’ ha publicado este anuncio, en el que se busca a una pareja que muda a la isla del ‘East Brother Light Station’, donde hay un equipamiento de señalización naval que funciona, en la bahía de San Francisco, desde 1873.

Se requiere conocimientos de navegación náutica, atención al turismo y cocinar en la cantina

Vista lejana de la isla, en la bahía de San Francisco  | Wikimedia Commons

 

Puede sonar un trabajo fantástico el hecho de vivir allí, cobrar esta cantidad de dinero y cuidar las instalaciones del faro, pero los propietarios avisan de que mantener el lugar requiere esfuerzo y paciencia.

Jillian Meeker, uno de los dueños de la isla, advierte que los futuros candidatos deben estar dispuestos «a cocinar, limpiar, servir a los clientes, y el requisito más complicado es el de pilotar un pequeño barco», el cual requiere tener la licencia que otorga la guarda costera estadounidense.

Los dueños buscan a una pareja que afronte estos requisitos, que valoran planificación y organización, disponibilidad todo el día por si hay algún incidente durante la noche, autonomía y adaptación a diferentes tipos de tareas.

Se pide organización y planificación para lavar la ropa, hacer la compra, vigilar o reparar el estado de las instalaciones de lunes a miércoles. Los fines de semana hay que atender a los visitantes del ferry preparándoles la cena y el desayuno, ya que el faro cuenta con alojamiento turístico que tiene sitio para diez personas, y después, limpiar las habitaciones para los nuevos visitantes.

Para más información y presentar candidaturas, contacten con el periódico. ¡Mucha suerte!