INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Máximas de 40ºC el viernes, pero se desploman en el fin de semana con tormentas y granizadas

Hasta el sábado pico de calor asfixiante en casi todo el país, pero por la tarde y el domingo una borrasca desplomará las TºC y causará tiempo severo en puntos de la mitad norte
Después de un viernes muy caluroso, desaparece el pico de calor por una borrasca con tormentas frecuentes | Collmeteo

 

La situación anticiclónica sigue este viernes en gran parte del país, pero cambiará bastante a partir del sábado, por la llegada de una borrasca que sube de Canarias a la península. Durante el fin de semana cede el terrible calor que apretará mañana viernes, y además, como pasó el lunes, se extenderán por el norte lluvias, tormentas y algunas granizadas.

Mapa de la previsión para este viernes | AEMET

 

Antes de las novedades, el viernes seguirá dominando el cielo azul y el sol de justicia, pero con más intervalos nubosos en la mitad sur y algo de nubosidad de evolución diurna en Pirineos, donde no se descarta algún chubasco o tormenta aislado.

En cuanto al ambiente, temperaturas diurnas más bajas en el suroeste peninsular, en ascenso en zonas de la mitad norte y tercio oriental, así como en Baleares, y con pocos cambios en el resto. Por la noche, los valores serán más templados y no ayudarán a descansar en buena parte de la Península.

AEMET advierte de máximas entre los 38 y los 40 o 41°C en el centro, sur y nordeste de la península, con avisos de calor extremo en más de 30 provincias, presentándose las alertas más graves en Lérida, Valencia, Cuenca, Guadalajara, Albacete, Madrid, Toledo, Ávila y Zamora. No se deberían repetir las máximas de 42ºC en Jaén, Córdoba y Badajoz como ha sucedido este jueves.

Mapa de alertas meteorológicas para este viernes | AEMET

 

Tobogán del pico de calor al ambiente menos bochornoso el sábado y domingo

Los aguaceros y las granizadas regresarán al norte del país este sábado | Archivo

 

Un embolsamiento de aire frío, menos potente que la de inicios de la semana, hará bajar mucho los termómetros en la península y traerá nuevos chubascos importantes en las comunidades del norte, especialmente la tarde del sábado en la cornisa cantábrica, Galicia y Castilla y León y el domingo entre Aragón, Comunidad Valenciana y Cataluña.

El paso de esta burbuja fría y húmeda desplomará los termómetros hasta 10ºC o más en muchos lugares de la península y Baleares. Sin embargo, en Canarias subirán notablemente durante el fin de semana. Con más detalle, es probable que el sábado en la mitad sur llueva un poco por la mañana y por la tarde las precipitaciones se intensificarán en muchos puntos del noroeste, donde se esperan algunos aguaceros y tormentas con granizo.

 

 

Una tarde menos calurosa, con las máximas contenidas entre los 30 y 36ºC, dará paso a una noche cálida por la nubosidad del momento y un domingo en que las lluvias fuertes se trasladan al nordeste y al Mediterráneo. Desconfiamos un poco de las consecuencias de la burbuja fría en este día, aunque parece que no serían tan intensas como el sábado. Probablemente, las nubes dejarán acumulaciones abundantes en los Pirineos orientales, y de forma más residual en el este de la Meseta, en el norte de la Comunidad Valenciana y en Baleares.

 

El alivio termina el lunes de la semana entrante

En el resto, un domingo con cielos variables, alguna gota, pero predominará el tiempo seco, sobre todo en Murcia, Andalucía y Extremadura. Al mismo tiempo, en Canarias estará nuboso en el norte de las islas, con posibles precipitaciones débiles en las de mayor relieve. El tiempo más revuelto en el este permitirá un domingo poco caluroso en toda la mitad norte, pero suben en todo el suroeste y un poco en Canarias. Las máximas más elevadas, por encima los 35ºC, se concentrarán en la mitad oeste de Andalucía y en Extremadura.

Vuelve la tramontana y el viento de norte en el área pirenaica y cantábrica, y en el valle del Ebro; mientras que el Poniente arreciará este fin de semana en el Estrecho y costa de Alborán, donde se mantendrá el calor vivo. El alivio del calor sofocante terminará empezando la nueva semana.

Comentarios