ATENTOS AL CIELO

Luna de hielo: Llega la última luna llena del 2019 y de la década

Tregua de frío invernal en la Península este martes por la llegada de un frente cálido

Hasta la segunda mitad de esta semana nos visitará una borrasca con aire más templado que, aunque dejará lluvias importantes en algunas zonas mantendrá un ambiente más suave propio de otoño.
El ambiente de este martes será más propio de otoño, un poco más suave | Pixabay

Durante esta semana las lluvias, el viento, la nieve y el frío van a volver a ser protagonistas en muchas zonas de España. Hasta el jueves las temperaturas se esperan más habituales de noviembre y las nevadas quedarán concentradas en las partes altas de los macizos montañosos. Recuperaremos el patrón de vientos del oeste- noroeste llovederos en la fachada atlántica pero más templados.

A partir del jueves recibiremos una nueva invasión de aire polar que desplomará la cota de nieve a altitudes más bajas que en los últimos días y las nevadas se extenderán a más lugares. Antes, el martes, empezará parecido a hoy, más tranquilo y no se repetirían estampas invernales como el fin de semana.

 

Martes con nuevas lluvias intensas y temperaturas más templadas

Mapa de previsión para este martes | AEMET

La entrada de un frente cálido por Galicia dará lluvias localmente intensas y persistentes en el oeste de esta comunidad y en Asturias durante la tarde. Se espera que se vayan extendiendo al final del día a otras zonas del tercio noroeste y centro peninsular, llegando más débiles hasta Castilla y León, Madrid, la Rioja, Navarra y el País Vasco.

En el norte de las islas Canarias pueden darse algunas lluvias débiles. A primeras horas es posible algún chubasco en el este de Baleares por efecto de una Borrasca Bernardo que se irá alejando camino de África, la península itálica y Sicilia. Además, se darán nevadas en Pirineos con cota subiendo a 1.400 metros y en la Cordillera Cantábrica con cota subiendo también a 2.000 metros. El viento soplará fuerte en la parte baja del valle del Ebro, así como en el norte de Baleares y el Ampurdán.

Los últimos azotes de Bernardo ocasionarán olas de más de 5 metros en esta parte del Mediterráneo, y en el Cantábrico y Galicia envestirán olas de hasta 6 metros de altura, lo que obliga a mantener los avisos naranjas de Aemet en buena parte de la costa cantábrica y entre Cataluña y Baleares. La Aemet también advierte de ráfagas de 70- 80 km/h en las islas Canarias y cierto riesgo costero.

Mapa de alertas meteorológicas para este martes | AEMET

En cuanto a las temperaturas diurnas, subirán en la mitad este y en Galicia, y en el resto pocos cambios o un ligero descenso. Más regiones presentarán un mediodía suave, con máximas entre los 15 y 20ºC. Las nocturnas bajarán en el cuadrante suroeste y subirán en Pirineos, pero continuarán las heladas en zonas de montaña.

 

Tiempo más desagradable a partir del miércoles

El miércoles la borrasca avanzará hacia las Baleares, llevando las lluvias al noreste del país y hacia el sur, salvo algunas provincias de Andalucía. Este frente se intensificará al cruzar el Mediterráneo descargando tormentas fuertes entre Cataluña, Valencia y Baleares acompañadas de viento y oleaje.

 

 

El jueves lo más destacado será la bajada de las temperaturas y la cota de nieve provocadas por la entrada de aire frío polar que hará desplomarse la cota de nieve baje hasta los 900-1.200 metros en el norte y 1.300- 2.000 metros en el sur.

Junto al tobogán térmico, un nuevo sistema frontal dejará más lluvias o nevadas en casi toda la península y Baleares. Las precipitaciones en el viernes pueden dejar sorpresas blancas en altitudes de 500 metros o menos en la mitad norte. Las nubes seguirán abundantes con algunos chaparrones en Canarias.