Gran contraste de tiempo esta próxima semana entre la zona atlántica y la mediterránea

Se confirma un temporal de lluvias torrenciales en el sureste peninsular y Baleares, mientras en el norte y oeste la situación se va a relajar por la llegada del anticiclón. Ambiente invernal en general
Empieza el lunes un nuevo temporal de levante en el sureste y en el norte el tiempo quiere relajarse | Agustí Descarrega

Empieza la primera semana de diciembre con tiempo muy diferenciado entre el noroeste y oeste peninsular y el este y sureste. La llegada de una borrasca de origen polar desde el norte, que ha causado lluvias importantes pero irregulares durante el fin de semana, influirá en la formación de un temporal de levante y una situación de gota fría en la zona sur mediterránea a partir del lunes hasta el jueves.

Mientras en Galicia y en el Cantábrico lucirá por fin un sol frío e invernal, en el sur los cielos se complican y podría llover torrencialmente muchos días de esta semana. Entre el este de Andalucía y el sur de Cataluña pasando por Ceuta, Melilla y las Baleares, se espera de lunes a jueves importantes precipitaciones, vendavales, temperaturas a la baja y temporal marítimo.

La Aemet ha publicado un aviso especial para este probable y severo temporal. Durante el lunes se definirá la gota fría en el sur de Andalucía haciendo llover intensamente esta región, Alicante y Valencia, para desarrollarse durante el martes enfrente las costas de Baleares y la Comunidad Valenciana una potente y profunda borrasca mediterránea, que dará guerra hasta el jueves que viene.

Mapa de las alertas meteorológicas para este lunes: empieza el temporal en el tercio sur y Valencia | AEMET

Temporal de levante con lluvias torrenciales en la costa mediterránea

Mapa de la previsión para este lunes | AEMET

Entre el anticiclón que quiere dominar el tercio norte y oeste, esta borrasca y el aire frío del frente polar del finde, se formará un canal de viento de componente este que impactará contra las montañas levantinas y levantará nubes de tormenta en este sector. Con esta situación veremos lluvias torrenciales y persistentes en la costa de Cádiz, Málaga, Granada y Almería, mitad sur de Murcia, en Alicante y Valencia entre el lunes y el martes.

 

 

Durante el martes y el miércoles los chubascos y tormentas fuertes y persistentes se extenderán a gran parte del área mediterránea peninsular, Baleares y Melilla. Las mayores acumulaciones durante el episodio se esperan en la costa este peninsular, sobre todo entre Murcia y Valencia. Pueden acumularse hasta el miércoles más de 150 litros, aunque por la experiencia de anteriores temporales se podrían alcanzar los 200 litros puntualmente en 48 horas.

 

 

 

Mientras en el resto del país bajarán las temperaturas y el tiempo se presentará estable, con ambiente invernal y nieblas matinales. En este sentido, en los sistemas béticos e ibérico nevará con abundancia, con una cota de nieve que bajará hasta los 1.000/ 1.200 metros. Así podría caer dos palmos de nieve o más en la Sierra de Filabres, en Cazorla o en la sierra de Aitana.

 

El mar también se verá muy alterado en toda la zona sur

El viento será otro fenómeno importante con rachas fuertes en general, que en los litorales podrán alcanzar los 100 km/h y en el mar la fuerza 7 a 8, con olas que podrán superar los 4 m. En el norte cantábrico, el océano y las rachas se tranquilizarán durante el inicio de esta semana.

En Canarias, el tiempo tenderá a inestabilizarse durante la primera mitad de la semana con temperaturas en caída progresiva y la lluvia podrá regar casi todas las islas a partir del jueves, cuando se verán afectadas por otra borrasca atlántica.

 

El final de la gota fría y la borrasca mediterránea

La mitad norte y seguramente buena parte del valle del Ebro esquivarán el temporal, sin embargo, a finales de la semana llegarán algunas colas de frente que cubrirán los cielos de la zona cantábrica, con chubascos débiles. Las temperaturas subirán poco y los termómetros se mantendrán a raya con valores fríos habituales de diciembre, más agradables en el suroeste.

La inestabilidad en el área mediterránea continuará el viernes, aunque probablemente de forma más localizada y con tendencia a ir disminuyendo, y así en el fin de semana se impondría el tiempo anticiclónico.