Se confirma una ola de calor la semana que viene, que durará al menos hasta el jueves

España se pondrá amarilla y naranja de alertas por calor extremo: en el suroeste y en el Valle del Ebro se alcanzarán incluso los 42ºC, y este golpe de calor también afectará el norte atlántico
Precaución en la mitad norte por el ambiente canicular que llega este lunes. Eviten las horas más calurosas | EFE

 

Ni el fresco y húmedo noroeste se va salvar de los efectos de la ola de calor que ha empezado este fin de semana pasado en centro-oeste y sur del país. La burbuja de aire extremadamente cálido que está en el interior oeste de la península se trasladará hacia el norte e invadirá toda Europa occidental, donde la semana que viene veremos noticias del pico de calor infernal que se prevé.

La actual situación de ambiente canicular ganará potencia en el sur y centro este lunes, y se abalanzará en todas direcciones, hacia el noroeste, hacia el Cantábrico oriental, hacia el nordeste, hacia el Levante español, hacia Baleares y también en Galicia. En la fachada cantábrica y en la región gallega no durará mucho este intenso calor, allí refrescará más temprano que en el resto.

Donde parece más preocupante es en Cantabria, País Vasco y norte de Navarra porque no están acostumbrados a las tórridas temperaturas y van a recibir hasta el jueves una buena dosis. El mapa de España se pondrá morado esta semana que viene por temperaturas mínimas y máximas desorbitadas, entre los 20 y 26ºC generales de noche y más 35ºC e incluso 40ºC generales al mediodía. En las costas de la península, la humedad y el bochorno serán muy molestos.

 

 

Tormentas locales cada día de la semana

Mapa de la previsión para este lunes | AEMET

 

Algunas lluvias generadas por una cola de frente y el calor aliviarán algo la situación en el tercio norte, pero ampliamente seguirá el tiempo seco. Empezando por el lunes, se mantendrá el ambiente soleado, pero por la tarde las nubes de evolución descargarán tormentas con poca agua en las zonas montañosas de la mitad norte, algunas en la meseta sur y en las sierras béticas. Martes tendrán más carácter en el noroeste y Castilla y León. Servirán para refrescar los 35ºC que se estima que puede sentir la población de esta zona.

En cuanto a las Canarias, se mantendrán al margen de esta ola de calor. Los alisios seguirán acumulando nubes en los volcanes, que precipitarán débilmente, pero en lado sur dominará el sol. Allí se espera una semana de variabilidad y más húmeda de lo habitual, con temperaturas altas, pero más agradables que en la península.

 

Quizás en Extremadura, Andalucía, Aragón y Cataluña se alcancen los 42ºC

Sin duda el calor será otra semana la portada de los titulares en casi toda España. Alcanzaremos con mucha seguridad entre los 40 y los 42ºC en el valle del Ebro, Guadalquivir y Guadiana, Madrid volverá a rozar esta cifra, en País Vasco y Cantabria podrán alcanzar los 37ºC el martes, y en Asturias y suroeste de Galicia los 35ºC.

En pueblos de los Pirineos superarán los 30ºC. Las próximas noches serán de muy mal dormir, persistiendo hasta el jueves o viernes las noches tropicales en amplias zonas, incluso en el norte. Gran parte de España se encontrará a partir de mañana en alerta por estas elevadísimas temperaturas.

 

 

Empezaría a refrescar de norte a sur a partir del miércoles

La dorsal infernal que nos afectará irá muriendo a partir del miércoles, con un buen descenso de las temperaturas en toda la mitad norte, y no tan clara en Andalucía, Murcia y áreas cercanas.

Parece que el jueves y viernes cruzaría un frente atlántico con algunos chubascos de entidad en el extremo norte. Hasta entonces, a sudar la gota gorda, no exponerse al sol en las horas centrales del día, bebed mucha agua e intentad no visitar los bosques para evitar incendios forestales.

También te puede interesar:

Comentarios