En alerta 35 provincias por la borrasca Cecilia, pero el temporal remite este sábado

El tiempo del 23 de noviembre se mantiene complicado en la mitad este pero las intensas lluvias y el viento cesan por el oeste
Tiempo más seco este sábado pero el viento golpeará con virulencia en el este | Agustí Descarrega

Un nuevo temporal general, propio de otoño, recorre prácticamente toda la península y las Baleares precipitando lluvias intensas y bien repartidas, entre 20 y 100 litros en muchas provincias, y vientos muy fuertes de más de 100 km/h en las tierras elevadas del norte y sur. La profunda borrasca Cecilia cruzará el norte y saltará del Cantábrico al Mediterráneo mañana sábado.

Hoy viernes 22 de noviembre hay más de 40 provincias con alertas naranjas por el viento, las acumulaciones posibles de lluvia y el temporal costero. El sábado 23, la mayoría de estas alertas se situarán en el tercio este, aproximadamente unas treinta, y por el oeste mejorará rápidamente. El ambiente se hará más frío a medida que avance el fin de semana y el domingo el temporal será historia, pero entrará un nuevo cambio de tiempo por el noroeste.

 

Tras un viernes de tiempo muy lluvioso, el viento tomará el relevo el sábado

Mapa de la previsión para este sábado | AEMET

Durante las últimas horas del viernes, algunos aguaceros afectarán el sur, sureste y nordeste del país, retirándose del tercio oeste y norte, donde el agua no ha caído tan generosamente. En el este de Andalucía todavía caerá algún diluvio, como también en la Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Cataluña.

Tras el frente de lluvias intensas de esta noche en la costa mediterránea, lo peor del sábado será el viento. Hasta la tarde del viernes la racha máxima ha llegado a los 150 km/h en Cantabria. El noroeste impactará fuerte en zonas altas de la mitad norte y también en la parte oriental y Baleares. La lluvia irá remitiendo y se desplazará a Francia, pero va a seguir lloviendo algunas ganas en el Cantábrico oriental, norte de Navarra, Cataluñahasta el mediodía. Se alargará más la inestabilidad en Baleares. Se abrirán grandes claros en el tercio oeste y centro.

Previsión de registros máximos de lluvia hasta el domingo | AEMET

35 provincias en alerta

La Aemet informa que hasta 35 provincias y Melilla continuarán en alerta por el viento, la lluvia, el grave oleaje con crestas de 5 metros, y una nieve que bajará en los Pirineos hasta los 1.000- 1.300 m. Este sábado los avisos más graves, de color naranja, estarán en Almería, Granada, Cantabria, Girona, Tarragona, Melilla, Castellón, Bizkaia, Gipuzkoa y Asturias.

Mapa de alertas meteorológicas para este sábado | AEMET

Temperaturas en bajada este sábado

En Canarias se esperan cielos nubosos en Lanzarote, Fuerteventura y nortes de las demás islas, con lluvias débiles probables el sábado; en el resto, cielos cambiantes, mientras que el ambiente continuará suave, más fresco el domingo. Las temperaturas en la Península bajan en general algunos grados y especialmente en todo el Cantábrico occidental, donde pueden caer hasta 6ºC.

 

El fin de semana termina con los coletazos de Cecilia

El tiempo del domingo 24 será mucho más tranquilo en el Mediterráneo porque la borrasca se larga del país, pero llega un nuevo cambio que afectará más al norte, como Galicia y el área cantábrica. El viento gira a norte y traerá nevadas matinales a 1.200 m y lluvias en los Pirineos, País Vasco y Navarra.

Ya por la tarde otro frente, asociado a otra borrasca, dejará lluvias persistentes en Galicia. También verán agua en el norte de Extremadura, León, Asturias y poco más en el resto de Castilla y León. Las temperaturas diurnas variarán un poco al alza, principalmente en el noroeste. En total, seis provincias se mantienen en alerta por viento y temporal costero, con lo peor en Girona, Tarragona y Castellón, en aviso naranja.

En los siguientes días, las temperaturas subirán el lunes y martes de manera generalizada, oscilando los días siguientes según el paso de los diferentes frentes. Las colas de frente que nos cruzarán dejarán cielos variables y precipitaciones en amplias zonas de la vertiente atlántica y, con menor probabilidad e intensidad, en la vertiente cantábrica, Navarra y Pirineos. Una cuña anticiclónica entra en la mitad sur e impondrá un ambiente primaveral y estable en muchas regiones.