INSTAGRAM

🌩 Para ver fenómenos meteorológicos sorprendentes síguenos ¡Pincha aquí!

Empieza a llegar el frío ártico este viernes

Las lluvias canarias se desplazarán al suroeste peninsular mientras que por el noroeste llega el frente atlántico tan activo y glacial que el sábado provocará un giro radical al tiempo y las temperaturas
La nieve puede presentarse la noche de viernes a sábado en algunas zona de montaña de la cornisa cantábrica | Archivo

 

Este viernes llegan lentamente los movimientos de las piezas que cambiarán tanto el tiempo este fin de semana. Será un día de transición hacia la explosión de chubascos, tormentas y nevadas que se prevé entre el sábado y el domingo.

Hasta entonces, el viernes llega la masa de aire húmeda e inestable de Canarias, la cual ha precipitado chubascos intensos y registros localmente superiores a los 50 l/m2 en Tenerife, al cuadrante suroeste peninsular.

Después de las complicaciones viarias del jueves, continuarán los chubascos y tormentas en Canarias, aunque menos frecuentes, y afectarán también al cuadrante suroeste peninsular, principalmente al valle del Guadalquivir y a los litorales de Cádiz y Huelva, donde podrían ser fuertes o persistentes.

 

Las lluvias se extenderán hacia el centro y este del país este viernes

Mapa de la previsión para este viernes | AEMET

 

La nubosidad cubrirá toda la Andalucía occidental y las precipitaciones subirán a Extremadura, meseta sur, centro peninsular y cordillera Ibérica. Por otro lado, también llegarán masas nubosas en la cornisa cantábrica con lluvias y chubascos más probables por la tarde. En el resto de la Península y Baleares no las esperamos todavía.

La Agencia Estatal de Meteorología advierte de la probabilidad de acumulaciones destacables y alguna tormenta fuerte en la Andalucía atlántica: en Huelva, Cádiz y Sevilla. A su vez, en el extremo noroeste se espera fuerte viento del norte y alto oleaje en la costa de la Coruña. Hay activados avisos amarillos por estos fenómenos en estas zonas.

 

Empieza el extraordinario tobogán de las temperaturas

Mapa de alertas meteorológicas para este viernes | AEMET

 

El ambiente cálido dejará progresivamente la Península, que será notable el viernes en la Andalucía atlántica. En el área mediterránea y en Canarias no se esperan cambios significativos, pero toparemos con ellos el sábado.

Si el jueves en el área levantina y en el sur andaluza, muchas poblaciones han vuelto a acercarse a los 29º y 30º, este viernes las máximas no subirán de los 25º en el interior del cuadrante suroeste y en el centro del país. El sábado el ambiente será más de invierno que de otoño con un descenso general de las temperaturas nocturnas y diurnas, aunque la mínima se dará por la noche del sábado a domingo.

Junto a esto, un frente frío muy activo recorrerá la Península y Baleares, de noroeste a sureste, dejando a su paso lluvias y chubascos. Y podrán ser localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, zonas montañosas del resto de la Península y posteriormente en puntos del área mediterránea, sobre todo en Cataluña y Baleares.

La nieve aparecerá en los puntos montañosos de la mitad norte peninsular en cotas inusualmente bajas para estas fechas. Empezará el baile de cotas porque en el norte pueden llegar a los 700 metros, entre los 1.400 y los 800 metros en las zonas altas de la meseta, norte de la Ibérica y Pirineos, y bajando de 1.800 m a 1.000 en las montañas de la mitad sur.

 

La semana de la Castañada y Todos Santos se mantiene invernal y complicada

Heladas fuertes y viento del norte muy frío a partir de la mañana del domingo, algunas nevadas en las montañas de Mallorca y las máximas de ese día no superarán los 15º o menos, en muchas regiones interiores. El ambiente será más suave en el litoral este y sur peninsular.

La fiesta meteorológica no termina este fin de semana, de hecho, continúa toda la semana que viene con más frentes de chubascos y una moderación del frío, aunque seguirá nevando en las cordilleras peninsulares hasta Todos Santos. El otoño invernará la próxima semana y serán noticia las temperaturas bajas y los grosores de nieve, podrían acercarse a 1 metro a finales de la semana que viene.