Otro fin de semana con mucha calma meteorológica y temperaturas inusuales

Se sucederán los frentes atlánticos, poco activos, los próximos días, provocando lluvias y un ambiente fresco en el extremo norte, mientras en gran parte del país sigue el tiempo más cálido y seco de lo habitual
El ambiente otoñal no parece que quiera dominar el panorama hasta avanzada la semana que viene | Archivo

 

No se aprecia un claro fin de este ambiente estable, cálido y monótono, en lo que queda de semana y en la siguiente. La situación del fin de semana pasado se va a repetir, aunque con menos calor.

Tras el frente de lluvias del miércoles, destacables en puntos del País Vasco, Navarra, Baleares y Cataluña, las temperaturas han refrescado lo suyo y durante un par de días soplan aires más otoñales, pero es un espejismo porque para el finde y próximos días volverán a recuperarse, sin alcanzar los valores tórridos del domingo pasado.

La previsión anuncia otro fin de semana con escasas lluvias en gran parte del país, excepto en el Cantábrico y nordeste, a causa del paso de sistemas frontales asociados a la borrasca del ex-Lorenzo, muy débiles en su paso por la península. Se esperan las más importantes entre el sábado y el domingo en algunos puntos del nordeste catalán y en el Cantábrico.

Mapa de previsión para este viernes | AEMET

 

El fin de semana empezará este viernes con pocos cambios en general. Un frente del exhuracán Lorenzo, convertido en una potente borrasca atlántica, traerá muchas nubes y pocas lluvias en el este del Cantábrico, y quizás también al interior de Galicia y Asturias. Los Pirineos frenarán la masa de nubes y precipitaciones, y no creemos que llueva más al este. En el resto del país seguirá el ambiente anticiclónico y soleado, con probables nieblas matinales en la meseta norte y en las depresiones del área mediterránea.

Por lo que se refiere a las temperaturas, bajarán moderadamente en Canarias, en Galicia y en el Cantábrico. Por su parte, en la mitad este subirán un par de grados a causa del viento dominante del oeste, que alterará bastante la situación marítima en el litoral gallego. Continuará la sensación de calor al mediodía tras una madrugada muy fresca.

 

El finde continuará con alternancia de chubascos y sol en el norte y temperaturas calurosas en la mitad sur

Tanto el sábado como el domingo, el cielo del extremo norte y nordeste estará cambiante con posibilidad de lluvias ocasionales. Los sistemas frontales que vayan cruzando no dejarán mucha agua, salvo el domingo en puntos del nordeste catalán que serán más destacables. En el sábado las nubes también dejarán cubierto el norte de Canarias en algunos momentos y puede caer alguna lluvia ocasional en las islas más montañosas.

El anticiclón no abandona la península y hacia el sur seguirá el tiempo seco, agradable y caluroso durante las horas centrales del día. Como por la noche refresca más, el contraste de temperaturas y la humedad formará bancos de niebla en la meseta norte, alto Ebro y en el interior del noreste peninsular. El viento de componente norte, noroeste y del oeste serán algo intensos el sábado y el domingo.

En cuanto a las temperaturas, el sábado bajan las máximas en Canarias, en cotas altas, y en el interior peninsular. Las nocturnas bajan en el oeste peninsular y suben ligeramente en la mitad oriental y en Baleares. Durante el domingo, las diurnas tienden a descender en gran parte del norte de la Península y a subir en su extremo suroccidental. En general notaremos un ambiente entre 5 y 10ºC más cálido de lo habitual, salvo en el tercio norte que serán propias de ahora el otoño.

 

 

Los mapas del tiempo indican una bajada más general de la temperatura la semana que viene, pero ningún temporal de lluvias generosas. Al menos el viento del noroeste nos aliviará del calor inusual en el área mediterránea y en el resto de la mitad norte, más allá de la cornisa cantábrica y el valle del Ebro. Parece que deberemos abrigarnos más tras el fin de semana.